El rostro

9 Oct

De lupas y catalejos

20071007elpdmgrep_2El rostro en la camiseta. La misma ropa todo el día. El sudor moja la tela. Ella quiere abandonarlo todo. Decir basta. Escapar. Recuerda el rostro en la camiseta y se dice: un poco más.

Él lleva el rostro tatuado en el hombro. De adolescente esa era toda la distancia. Hace falta más que símbolos para parir la vida, sabe ahora.  El rostro ha entrado muy hondo en la piel. No se borra. Le acompaña.

Ellos llegaron de la marcha, ateridos de miedo y humedad. Se meten a la cama y hacen el amor frenéticamente, como si el fin fuera mañana. Desde la pared una bandera con el rostro los mira. Cuando amanezca volverán a gritar. Por él.

Pero eso no ha pasado aún.  Hoy el rostro es un hombre. Solo. Herido. Con olor a guerrilla. Un hombre que va a morir, lo sabe y no llora, porque la idea…

Ver la entrada original 19 palabras más

Anuncios

La luz diferente y el mañana

18 Sep

De lupas y catalejos

Cuba tiene hoy una luz diferente. Quizá sea por los árboles que un huracán desconocedor de la piedad dejó apagados y sin hojas, o porque los caminos, las casas, los bancos del parque no acaban de sacudirse la humedad pegajosa del desastre. Se camina y aunque haya sol se siente diferente, menos retador.

Hay también un silencio inusual, incluso allí donde la corriente eléctrica ya vuelve a enseñorearse, y un olor indefinible, mezcla de días y noches fuera de lo común, olor a ciclón reciente.

Quien sepa poco de esta Isla, pedazo de épica en medio del agua, quien no haya sabido o podido conectarse con sus esencias a través del sentimiento —la única manera posible— nos pensará sumidos en el letargo, apocados por la furia de la naturaleza, dubitativos.

Le resultarán inconcebibles, entonces, las banderas, flashazos de belleza en medio de la destrucción, puestas a secar junto a los…

Ver la entrada original 326 palabras más

Cuestiones divinas

5 Sep

De lupas y catalejos

fuga-de-cerebrosImagínese que usted está de vacaciones y ha alcanzado la paz mental que ese estado conlleva. Imagínese que va de visita a uno de los lugares más hermosos de su país, de Cuba (la bella), uno de esos sitios naturales que llenan el pecho de orgullo patrio, el de verdad; y repleta la cámara de imágenes inigualables, y la mente de metáforas frescas para utilizar en el futuro próximo.

Imagínese, una vez más, que ya va de regreso en el ómnibus (una Girón, pero no importa, porque está pletórica, sanamente cansada y de vacaciones) .  Y entonces el chofer recuerda que tiene música y bocinas, y que sus decibeles llegan a confines insospechados.

Usted se molesta, claro está, pero respira: (¿qué sería de nosotros, pobres mortales, si perdiéramos los estribos ante cada reguetón carente de hondura y sentido común?)

Justo cuando se ha enajenado de la materia musical circundante, un…

Ver la entrada original 153 palabras más

El Che está en todas partes (Fotos)

13 Jul

De lupas y catalejos

Desde hoy y hasta octubre estaré publicando fotos donde está la imagen del Che, a veces a propósito, otras sin querer, porque #ElCheestáentodaspartes. Invito a quienes quieran colaborar a mandarme sus fotos vía email (yeilen.delgado@gmil.com) o vía Facebook.

Ver la entrada original

Tumaini de la guerrilla

3 Jul

De lupas y catalejos

Siempre lo imagino con una sonrisa muy amplia alumbrándole el rostro, con esa expresión tan propia de la gente sencilla que anda por la vida dispuesta a dar de sí cuanto haga falta sin pedir a cambio, porque es lo correcto.

Tal vez eso mismo sintieron quienes compartieron con él en el Congo y, por eso, de la palabra en lengua swahili «tumaini» que significa esperanza, salió su sobrenombre: Tuma

Me lo represento como un guajiro de alma limpia, presto a la ayuda, pero que no olvidaba algunas quemaduras en el sentimiento como sus trasiegos desde los ocho años entre ganado, lecherías, arroz… para llevar más a la mesa del hogar por el que la madre, ocupada como sirvienta, se desvivía.

¿Cuán feliz podrá haber sido en aquellos años pobres en Manzanillo? Allí había nacido él, Carlos Coello, en diciembre de 1940 y allí también se hizo…

Ver la entrada original 635 palabras más

Profesión de héroe tierno

19 Jun

De lupas y catalejos

¡Qué va ser cualquiera!, si las manos rudas se le convierten en suave almohada para acunar el fruto, si el mundo se le hace a la vez sencillo e inmenso cuando una mano diminuta se posa en su barba, si se sabe héroe tierno, dador de abrigo y de luces para alumbrar cada posible camino. Su profesión es la de la amistad, la del amor, la de la consecuencia, y nunca es más fuerte, ni más sabio, ni más grande que cuando lo llaman «papá», que es como decirle: «eres único».

Ver la entrada original