Testamento matacero

10 May

Palabras sin mordaza

Por Nelson García Navia, Licenciado en Derecho

Matancero hasta la médula, hijo de rebeldía y tambores, nacido entre lomas y ríos; en plena capacidad y juicio de mi presente, dejo instituidas a las futuras generaciones como únicas y universales herederas de mis tesoros, deudas y créditos.

Mis puentes, esos que enlazan cada tramo de la vida yumurina: la Concordia, Canímar, Tirry, el de La plaza o del escudo, hasta aquel fundido con el sudor y pericia de esta Atenas que la geografía pretende borrar de nuestra historia, Bacunayagua.

Los vitrales, que adornaran el Louvre, el Velasco, que resaltaron de Oriente a Occidente, como ningún otro en el caimán, presentes en cada portón o mampara citadina.

Los ríos, sangre de las venas de mi pueblo, que aún luchan sin ayuda para no parecer lagunas de oxidación y regalan sus escasas piezas a los olvidados pescadores.

Los siento tan míos que me…

Ver la entrada original 591 palabras más

Anuncios

Estás invitado a comentar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: