Tierras de fuego: ¿el dardo en la diana?

26 Jun

Por Yeilén Delgado Calvo.

Para nadie resulta un secreto que el público cubano es mucho más crítico con las telenovelas de factura nacional que con las extranjeras. A las de allende los mares, sobre todo brasileñas y argentinas, se les perdona la visión edulcorada de la realidad, los argumentos inocentes, estirados como goma de mascar y hasta el tratamiento de temas aún sensibles para la sociedad cubana como la homosexualidad.

Cartel de la telenovela cubana Tierras de Fuego

Cartel de la telenovela cubana Tierras de Fuego

El horario de la novela es sagrado en muchos hogares de la isla, momento en que se reúne la familia y se comentan con pasión los avatares de cada personaje. La influencia de este producto va mucho más allá del ámbito hogareño, se traslada a la calle, donde se discuten los conflictos de la pequeña pantalla y hasta se toma partido. Las novelas imponen formas de vestir, de peinarse y hasta giros lingüísticos.

Las telenovelas nacionales no han transitado un camino de rosas; si bien se recuerdan con gran agrado títulos como Tierra Brava o Las Huérfanas de la Obra Pía, muchas han caído en el olvido, mientras que otras solo han gozado de una parcial aprobación del público.

La última entrega del espacio, Santa María del Porvenir, devino fuerte motivo de polémica y lo cierto es que, más allá de sus valores artísticos y el homenaje a espacios que sentaron pautas en la historia de la televisión cubana como San Nicolás del Peladero, conquistó muy pocos espectadores; tal vez, entre otras razones, por un primer capítulo para nada atrayente y porque su tono de farsa no concordó con las expectativas de los cubanos sobre lo que el género implica.
Tierras de fuego, la actual novela en pantalla, parece navegar con mejor suerte en cuanto a niveles de aceptación. La historia, bajo la dirección general de Miguel Sosa, conjuga buenas actuaciones tanto de figuras noveles como de otras ya consagradas con un argumento que, fiel a los presupuestos del género, combina rivalidades, amores, traición y pequeñas dosis de humor.

La protagonista junto al director

La protagonista junto al director

Sin dudas, otro acierto de la propuesta radica en salir del escenario, ya demasiado visto, de Ciudad de La Habana; el cual, al contrario de lo que muchos consideran, no refleja la realidad de todo el país. Colocar en el centro del conflicto al campo cubano y a los hombres y mujeres que hacen producir la tierra, no solo inserta una visión hace tiempo ausente del dramatizado cubano, sino también en consonancia con las prioridades que hoy posee el país. Sin embargo, lo hace sin visiones idílicas, allí se encuentran presentes, junto a quienes se desvelan por producir más y mejor, el especulador, el que abandona su terruño en busca de un futuro mejor en la ciudad, la adolescente que sueña con salir para siempre de su pueblo y el joven que considera imposible responsabilizarse de la carga de trabajo heredada de su padre.
Resulta feliz la decisión de realizar en paralelo la emisión, edición y grabación en aras de acortar el tiempo de llegada a la pantalla; un modelo de trabajo acorde con los sistemas de producción internacionales. El canal Cubavisión instrumenta además, una acertada serie de anuncios para atraer a los espectadores mediante avances de los próximos capítulos.

Así, sorteando las carencias materiales que dificultan las producciones televisivas nacionales, Tierras de fuego se acerca a lo que debe ser la telenovela cubana: un espacio donde se apueste por preservar los mejores valores de nuestra sociedad, pero que a la vez resulte atractivo y “pegue” cada noche a la pantalla a televidentes de todas las generaciones.

Aún es muy pronto para ofrecer valoraciones absolutas, pero Tierras de Fuego ha logrado ya lo más importante para un espacio de ese tipo, “enganchar” al público y sobre todo, hacerle competencia a la novela brasileña de turno en el horario estelar.

Anuncios

Estás invitado a comentar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: