El derecho de Isabel

10 Dic

De lupas y catalejos

Derechode la niñez en CubaAmo a Isabel desde que era solo una posibilidad. Desde aquellos días en que no me sabía su nombre, su sexo, ni siquiera si la conocería algún día.

Atesoraba el sueño de ver crecer la panza de mi hermana, de que se cumpliera su deseo y el de su esposo: tener un bebé que completara la felicidad que construían hacía varios años. Pero no podían, mes tras mes desde que decidieran intentarlo, veían deshechos sus anhelos.

Ver la entrada original 273 palabras más

Anuncios

Estás invitado a comentar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: