Cuando se prohíbe amar

25 May

De lupas y catalejos

¿Cuándo fue la primera vez que se sintió falso? Tal vez aquella noche en el preuniversitario, noche de estrenos en el cuerpo de Leticia. Se descubrió frío ante sus besos afiebrados, desganado ante el cuerpo que se le entregaba.

A la mañana siguiente, sin más explicaciones, la dejó. Luego se sucedieron muchas otras. En ninguna encontró la respuesta a su desasosiego, la explicación de la inmensa tristeza cuando se subía los pantalones.

A su alrededor se tejió la fama de mujeriego, que alejaba cualquier sospecha. Por eso, cuando se sintió excitado por la sonrisa de Manuel, lloró silenciosamente, no por lo que pudieran pensar los otros, sino por él mismo y las dudas que empezaban a sembrarse.

Ver la entrada original 482 palabras más

Anuncios

Estás invitado a comentar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: