Igualdad, también puertas adentro

27 Dic

De lupas y catalejos

“El amor de mi hombre no le huirá a las cocinas ni a los pañales del hijo, será como un viento fresco llevándose entre nubes de sueño y de pasado, las debilidades que, por siglos, nos mantuvieron separados como seres de distinta estatura”   Gioconda Belli

Desde que la sociedad patriarcal se impuso, para la mujer comenzó una  historia de siglos de dominación. Aunque en cada región el fenómeno se expresó de maneras diferentes, en buena medida fueron comunes la precariedad en los niveles de instrucción, el irrespeto a la sexualidad y la no inclusión en la vida política.

Ver la entrada original 647 palabras más

Anuncios

Estás invitado a comentar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: