Ser mujer en el siglo XXI

27 Dic

De lupas y catalejos

Algunas teorías explican que los machos de las especies son más fuertes, ágiles y vistosos, para que de dicha forma resulten más atrayentes a los depredadores. Así se las ingenió la naturaleza para preservar a las hembras, y su importante papel reproductivo.
Siguiendo esa lógica y trasladándola a los humanos, podría pensarse que los hombres deben proteger a la mujer y mantenerla en el lugar de privilegio que la madre natura le asignó. Nada más lejos de la verdad, y no se entiendan estas líneas como una cruzada feminista que acusa a todos los varones de “neardenthales postmodernos”; pues aunque alguno queda por ahí, la discriminación actual de las féminas no constituye una cuestión individual, sino el producto de convenciones sociales profundamente arraigadas.

Ver la entrada original 870 palabras más

Anuncios

Estás invitado a comentar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: