Un ingenio para la memoria

24 Feb

De lupas y catalejos

Museo del Azúcar José Smith Comas

El patrimonio azucarero forma parte esencial de la idiosincrasia de muchos de los matanceros. Hoy, lo que antes fuera ingenio, se levanta como museo para no dejar morir ese legado

“Pregúntenle a este enmudecido terraplén / a qué sabe el azúcar de la desmemoria” (fragmento del poema La callada molienda de Maylan Álvarez Rodríguez)     

Una muestra de las partes que intervienen en el proceso de fabricación del azúcar, permite explicarlo a los visitantes. Una muestra de las partes que intervienen en el proceso de fabricación del azúcar, permite explicarlo a los visitantes.

A quienes han vivido en un batey azucarero se les reconoce fácil; basta conversar con ellos un rato para que irrumpan en la conversación, como ráfagas, las evocaciones de una vida regida por los ruidos del central, el olor de la molienda, el transitar de los vagones repletos de caña…

La reestructuración de esa industria, iniciada en el 2002, determinó en Matanzas el cierre de la mayoría de sus ingenios. El…

Ver la entrada original 804 palabras más

Anuncios

Estás invitado a comentar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: