Dolor hecho luz

12 Jul

De lupas y catalejos

“…qué epopeya y misterio había en esa humilde mujer, qué santidad y unción hubo en su seno de madre, qué decoro y grandeza hubo en su sencilla vida, que cuando se escribe de ella es como de la raíz del alma…” José Martí

Mariana Grajales Mariana Grajales

Rectitud y laboriosidad son las premisas del hogar. Modesto, sí, pero limpio; allí vive una familia de bien y no existe espacio para las mentiras ni el desorden. Por eso impone horarios para la comida, el sueño y llegar a casa. Nada de andar por ahí de noche, a las diez en la puerta y al otro día a estudiar o trabajar en el campo junto al padre; el sustento debe ganarse con las manos.

Ver la entrada original 669 palabras más

Anuncios

Estás invitado a comentar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: