Archivo | agosto, 2016

En fotos, la historia de un puente

17 Ago

De lupas y catalejos

El puente Sánchez Figueras – muchas veces denominado por los matanceros tan solo como el de San Luis- acaba de cumplir 100 años. De tal forma, Matanzas alcanza la excepcionalidad de ser una ciudad con cinco puentes centenarios en activo.

Antes de esta estructura, cruzó el río San Juan, muy cerca de allí, el puente de La Carnicería, ideado por el genial Jules Sagebien. El de Madera fue su predecesor. Pero en 1916 se inauguró el Sánchez Figueras, y parece que para quedarse.

Entre 2012 y 2013 una reparación capital le devolvió su belleza y solidez, y hoy permanece con la seguridad de los centenarios.

Los matanceros tenemos una deuda con este y el resto de nuestros puentes, preservarlos, no dejar que el tiempo los derrote.

1

2

3

4

5

6

7

Dibujo 6

9

8

10

11

12

13

14

Matanzas, ciudad de puentes centenarios

El puente Sánchez Figueras (1916) en la calzada de San Luis, sobre el río San Juan, cumplió 100 años…

Ver la entrada original 313 palabras más

Ustedes los grandes

10 Ago

De lupas y catalejos

-¿Por qué ustedes los grandes son tan aburridos?

-¿Y quién dice que los grandes somos aburridos?

-Claro que lo son, ustedes no juegan

-¿Y yo no estoy jugando?

-Sí. Pero los grandes juegan de mentira.

Me da un beso en la mejilla y parte rumbo al interior de la casa con toda la seriedad de sus cinco años; de la mano lleva a mi sobrina que solo tiene dos. Yo me quedo en el portal, con un bebé de plástico sobre las piernas, rodeada de tacitas repletas de café imaginario y con algunas yerbas del patio cocinándose en el diminuto sartén. Los niños son tan sabios, pienso y me siento, de pronto, absurdamente adulta.

Luego salgo a perseguirlas por toda la casa, a ver si quieren jugar, de nuevo, conmigo.

IMG_8754 Mis compañeras de juego. Esta foto es de hace un tiempo ya.

Ver la entrada original

Disentir también vale

7 Ago

De lupas y catalejos

¿Para qué dices esas cosas si al final nada cambiará? Afloja. La vida siempre ha sido la misma. Solo conseguirás ‘marcarte’ y los otros continuarán su camino frescos como lechugas.

Más de una vez me lo han dicho, incluso personas que estimo. Yo siempre contesto que cuando creo que algo está mal tengo que decirlo o escribirlo porque si no ‘reviento’ de la impotencia; que si siguiera tal lógica no tendría este trabajo ni viviera en este país; y que asentir sin concordar me parece el más ignominioso de los crímenes.

Por supuesto que tal postura conlleva complicaciones, imagino lo mismo en Cuba que en Transilvania. Hay personas a quienes les incomodan los que critican, los que dicen aquello que los otros no quieren escuchar, los que se alejan de las versiones complacientes.

En este archipiélago, si bien un proceso revolucionario de más de cinco décadas pone en primer plano…

Ver la entrada original 508 palabras más